3Los huevos

Desde el principio, Iris Ghiandoni solía dirigirse a su campesino de confianza para procurarse los mejores huevos de su gallinero. En su momento, la palabra “biológico” no se utilizaba mucho, simplemente porque nuestros productos eran todos tan genuinos que no necesitaban ninguna definición específica.

En pocos años, la llegada de piensos compuestos químicamente y de industrias de cría orientadas exclusivamente a conseguir grandes cifras (en detrimento de la calidad y del bienestar de los animales) llevaron a Nicola Acrisio Columbro a tomar una decisión frente a las exigencias del mercado. La elección, al querer producir pasta que pudieran comer siempre sus hijos, fue clara.

Igual que para las sémolas, el Pastificio Columbro ha querido utilizar siempre materias primas de alta calidad, también en lo que se refiere a los ovoproductos. La pasta al huevo de Columbro se produce exclusivamente utilizando huevos de gallinas en libertad de avicultura extensiva y con pienso biológico y huevos provenientes de cría en suelo en la que se permite a las gallinas vivir como tales.

Columbro, desde siempre, sabe perfectamente que el secreto de la excelencia de unos huevos sanos, auténticos y con elevados valores nutricionales está firmemente vinculada a la vida de las gallinas.


Descubrir todos secretos