2De harinas

Pretender que “todos nuestros productos los puedan comer nuestros hijos” significa que todos los formatos de pasta realizados nacen de la pureza de las materias primas y la calidad de los ingredientes. Las harinas seleccionadas por el Pastificio Columbro son fruto de un cuidadísimo estudio realizado a nivel internacional. Porque también el resto del mundo ofrece materias primas excelentes.

De Canadá provienen el trigo biológico khorasan y el trigo duro: el clima de las amplias llanuras canadienses es el ambiente perfecto para cultivar estos trigos, un lugar donde se produce la cantidad necesaria de trigo, rico en proteínas y con altos valores nutricionales, para satisfacer las necesidades de pasta. Las empresas agrícolas canadienses seleccionadas por Columbro almacenan el producto en silos de su propiedad, evitando enviar sus granos e empresas externas que reúnen y cosechan trigos idénticos en cuanto a denominación, pero que provienen de terrenos y periodos muy diversos entre sí. Las harinas de origen canadiense elegidas por Columbro son un producto de primerísima calidad.

La harina de farro biológico utilizada por Columbro proviene de las exquisitas colinas umbras. La harina de este trigo tenía, necesariamente, que entrar a formar parte de la selección de pasta Columbro: es la harina más antigua del mundo y se caracteriza por notables beneficios derivados de sus valores nutricionales.

También las harinas de Senatore Cappelli (provenientes del Sur de Italia) y de timilia (de origen exclusivamente siciliano) forman parte, a pleno derecho, de los ingredientes principales de los formatos de pasta Columbro. Estos tipos de trigo no han sido modificados genéticamente y se caracterizan tanto por su naturaleza totalmente biológica como por su alto valor en proteínas, fibras y antioxidantes que facilitan la digestión.


Descubrir todos secretos